Soufflé, historia de su sabor.

Como buenos francófilos, el soufflé, o suflé en su versión españolizada, es uno de nuestros postres favoritos. Puede parecer sencillo pero su preparación tiene una magia que bien llevada a cabo puede dar lugar al maravilloso sabor de este bello postre o puede acabar en desastre. La misma palabra soufflé viene del verbo francés souffler que significa estallar o agrandar, que es lo que ocurre con el pastel y es lo que le da ese curioso y esponjoso aspecto.

El soufflé es un pastel hecho de yema y clara de huevo combinados con diversos ingredientes y puede ser servido además de postre, como primer plato en algunas ocasiones.  

Hay dos componentes básicos en este plato, la clara de huevo batida a punto de nieve y una base de salsa de nata o puré.

Hay muchísimas variedades de soufflé, incluso de atún, aunque los más comunes son el de chocolate y los de frutas, como el de naranja que tenemos nosotros listo para que lo probéis.

Image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s